Un tribunal estadounidense ha condenado a una pensionista del país a no volver a conducir hasta el año 3000 por tener un accidente de coche después de que le rtiraran el carnet según publica hoy el diario The Daily Telegraph.

A la mujer, de 84 años, se le retiró el carné hace unos años por "razones médicas", pero en septiembre provocó un accidente con un Honda Civic.

Aunque la anciana fue condenada inicialmente a no volver a conducir hasta el 2999, el juez decidió sumarle otro año de retirada de carné por su mal comportamiento, por lo que no podrá volver a coger un volante hasta el último año de este milenio.

Además, tendrá que pagar una multa de 1.000 dólares y asumir los costes de las reparaciones y el juicio.

Fuente: 20minutos

Jajaja estos estadounidenses son la pera, jajaja hasta el año 3000 y la abuela tiene 84 años... ya le vale al juez... jajaja